Panorama de empleo y temporalidad en Colombia

En materia de recuperación de empleos, agosto de 2021 fue uno de los mejores meses desde que inició la emergencia sanitaria, de lo cual en T&S Temservice nos sentimos orgullosos de haber contribuido desde el servicio temporal. De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), la tasa de desempleo para ese mes fue de 12,3%, que si bien aún está por encima de los niveles prepandemia (10,8% en agosto de 2019), es 4,5 puntos porcentuales menor a la observada hace un año (16,8%). Esto significa un aumento de casi 2 millones de ocupados frente a agosto de 2020.

Quizá la parte más alentadora de estos resultados es que, por primera vez desde que inició la pandemia, los empleados particulares están creciendo a un ritmo similar o incluso mayor respecto los llamados “cuenta propia”. Esto es una buena señal para la formalidad y la sostenibilidad de estos niveles en el largo plazo, ya que buena parte de los trabajos particulares vienen con un contrato y el pago de prestaciones sociales, a diferencia de los cuenta propia que generalmente inician sus actividades en el “rebusque”.

Pero ¿cómo encaja el servicio temporal en este panorama? Actualmente nos encontramos en un periodo de incertidumbre que probablemente perdure hasta el 2022. No solo el SARS-CoV2 está mutando rápidamente y podría en cualquier momento convertirse en una amenaza para la reactivación económica, sino que el país está inmerso en un ambiente polarizado y de inestabilidad política que sugiere cautela.

Es por esta razón que las empresas están encontrando en empresas como T&S Temservice un aliado fundamental para proveer soluciones de corto y mediano plazo que permitan una reactivación rápida y acelerada, pero minimizando los riesgos administrativos si la situación empeora.

Al examinar las encuestas sectoriales que el Dane hace a los empresarios más grandes del país, vemos como, por ejemplo, en julio de 2021 el comercio minorista se apalancó activamente en el servicio temporal. El personal en misión fue la única categoría que mostró un crecimiento anual con 2,6% aproximadamente. En contraste, el personal permanente permaneció relativamente estable con una reducción del 0,3%. Algo similar sucedió en el sector manufacturero, donde el empleo temporal aumentó 10,8%, mientras el permanente avanzó apenas 1,2%. Esto significó un crecimiento real de los salarios del 16,2% para los empleados temporales, frente a un 4% de sus contrapartes permanentes.

Para los servicios, si bien el Dane no reporta un resultado global por problemas de representatividad, sí publica resultados para algunas actividades específicas en donde la temporalidad se ha vuelto un dinamizador importante. Es el caso de las actividades administrativas, en donde el empleo a través de servicio temporal registró un crecimiento anual del 18,7% en julio de 2021, las actividades profesionales y científicas que presentaron un ascenso de 27%, o la educación superior privada con 35,9%.

Igualmente, las empresas de servicios temporales (EST) continúan siendo un proveedor clave del sector salud. Desde abril de 2021, los servicios de salud humana sin internación han mostrado tasas de crecimiento superiores al 40% anual en el reclutamiento, llegando a una variación del 91,7% en julio de 2021.

Pero sin duda alguna es el sector de restaurantes, catering y bares el que nuevamente se está apoyando en las EST para su reconstrucción. Desde abril de 2020 este sector había venido disminuyendo sistemáticamente su planta temporal y permanente, debido a que fue el principal afectado por los cierres.

Esta tendencia se había empezado a revertir desde noviembre de 2020 y un año después del inicio de las cuarentenas, el cambio ya era evidente: en abril de 2021, si bien el personal permanente seguía experimentando caída (-14,6%), el personal a través de agencias repuntó un 148%.

En julio de 2021, el crecimiento anual de las personas vinculadas a través de EST aumentó 208%, completando así cuatro meses consecutivos con una tasa superior al 100%. Gracias a esta tendencia, el empleo a través de agencias regresó a los niveles observados en 2019 antes de la pandemia.

En el gremio temporal en general, y T&S Temservice en particular, hemos sentido con fuerza este respaldo masivo. La Asociación Colombiana de Servicios Temporales (Acoset) estima que, con corte al primer semestre del año, aproximadamente el 3,2% de los empleados formales dependientes son trabajadores en misión, lo que equivale a alrededor de 311.232 personas. En T&S Temservice consideramos que esta cifra puede llegar a más de 480.000 trabajadores para el cierre del año, llegando a una participación del 5% del mercado formal y superando en más del 30% el número de empleados visto en 2020.

Las razones para este optimismo son sencillas: aparte de la inercia representada en las cifras oficiales, en T&S Temservice estamos trabajando a doble marcha debido al incremento explosivo de requerimientos respecto al inicio del año. Además, ya contamos con más de 300.000 personas en nuestras bases de datos, dispuestas a ubicarse en las compañías que se decidan por darle una oportunidad a esta nueva ventana de reactivación. Es evidente que los tiempos de reacción en estos picos de aceleración económica pueden ser muy cortos, a lo que en T&S Temservice estamos plenamente preparados tecnológica y humanamente para hacer frente a las necesidades crecientes del empresariado.



Deja una respuesta