Estrategias para contratar trabajadores estacionales

Se acerca la temporada navideña y con ella no solo un ambiente festivo, sino seguramente un repunte en la actividad comercial a lo largo y ancho de la economía. Adicionalmente, la pandemia ha hecho que esta época sea particularmente especial; gracias al avance en el esquema de vacunación millones de colombianos podrán, por primera vez en casi dos años, gozar de una navidad y fin de año en reuniones sociales, eventos y viajando por el país sin mayores restricciones.

Como ya habíamos resaltado en un artículo anterior, suplir de personal en misión a las empresas para atender incrementos en la producción o las ventas, es una de las principales razones de ser de una Empresa de Servicios Temporales (EST) como T&S Temservice. Por lo tanto, contar con los servicios de una EST es la mejor manera de asegurarse de absorber esta sobrecarga en los procesos de reclutamiento, con la tranquilidad de que se está cumpliendo con el ordenamiento laboral colombiano.

Con esto en mente es que queremos compartir algunas estrategias que consideramos clave a la hora de capturar el mejor talento para explotar cada oportunidad que los meses venideros ofrecerá las empresas, en especial al comercio, los hoteles, restaurantes y cualquier servicio o producto relacionado con el entretenimiento.

Sobra decir que en T&S Temservice estamos orgullosos de nuestros empleados en misión. Son nuestra cara frente a la empresa usuaria y sobre sus hombros recae la responsabilidad de reafirmar nuestra capacidad de encontrar personal competente. En tal virtud, a veces resulta valioso empezar suplir las vacantes estacionales con una red de referidos nacida al interior de nosotros mismos.

Buscamos entonces que nuestros mejores elementos nos recomienden familiares, amigos o conocidos de su entera confianza y que tal vez estén buscando una fuente de ingresos adicional durante las fiestas. Esta aproximación permite adelantar mucho trabajo en el proceso de selección, ya que el recomendado seguramente ya está al tanto de nuestra cultura organizacional, lo que se necesita para ser exitoso con nosotros, y abre una puerta de oportunidades para seguir vinculado a nuestra red de personal.

Igualmente, la temporada de vacaciones universitarias incorpora al mercado laboral una fuerza de estudiantes dispuesto a trabajar para empezar el año con algún soporte financiero. Allí se esconden personalidades fuertes con aptitudes y habilidades especiales que tal vez son difíciles de encontrar en otro tipo de circunstancias, por lo que su disponibilidad de trabajar debe ser aprovechada plenamente.

Por otra parte, nuestra experiencia nos ha indicado lo importante que resulta tener un buen entrenamiento para el trabajador estacional en misión. Usualmente, este empleado tiene un tiempo reducido para entender el mayor flujo comercial de la empresa usuaria, por lo que un entrenamiento efectivo es esencial para que se incorpore rápidamente al caos que significa atender la temporada navideña.

No se debe olvidar que trabajar durante estos picos de ventas puede infligir altas dosis de estrés a los trabajadores en misión. Nuestro trabajo es, entonces, tratar de proveer una experiencia lo más gratificante posible, con un respaldo pleno de sus actividades y recompensándolos adecuadamente y en correspondencia con las cargas que tendrán que soportar. Evidentemente este es un trabajo conjunto con la empresa usuaria, por lo que estamos atentos a ofrecer cualquier tipo de cooperación que contribuya al éxito de la estrategia global de selección e incorporación de personal.

En este mismo sentido, somos conscientes de la necesidad de delinear expectativas claras para los nuevos empleados y se pueden asegurar fácilmente si no existen ambigüedades en la oferta y se anticipa con la mayor precisión posible lo que significa trabajar durante esta época del año.

Sería una lástima que esta oportunidad dorada de recuperación se fuera al traste por una pobre estrategia de selección para esta necesidad de servicio temporal. Esta es la razón por la que trabajamos día a día para alivianar esta carga y permitirles a las empresas sacar el mayor provecho de la coyuntura, después de un par de años desastrosos. Ya es hora y los empresarios se lo merecen.



Deja una respuesta